17° Gyalwa KarmapaEl budismo es un modo de vida por el cual desarrollamos las calidades de nuestra mente.
Es un modo de vida muy particular, ya que es una manera de alcanzar la felicidad
sin dañar a otros.

17° GYALWA KARMAPA

DHAGPO KAGYU LING
Centro de estudios y de meditación búdicos

 

Un proceso
El camino para superar la ansiedad y la confusión y sus causas es, por así decirlo, la “riqueza interior”. Así es como Thaye Dorje, Su Santidad el XVII Gyalwa Karmapa explica la fuerza de nuestro potencial. Lama Jigme Rimpoché ha dado este punto de vista a este 2do fórum “Mirada budista sobre la educación y la juventud”. Ha dado recursos para que padres e hijos puedan caminar juntos con el fin de disipar la confusión y ganar en claridad y en autonomía.
Para entender bien lo que ha pasado durante estos tres días, es importante concebir nuestra riqueza interior al igual que lo hace Karmapa, como un camino. En otras palabras, más allá de las informaciones compartidas, la riqueza interior se encuentra en el proceso. Pero, ¿en qué proceso?

Primero la estructura del fórum: cada día se divide en momentos de enseñanzas con Jigme Rimpoché, grupos de reflexión para poner en valor el sentido y clarificar la comprensión de las instrucciones (un grupo por generación: niños, adolescentes y adultos), talleres de exploración a través de ejercicios de representación de situaciones, que hacen que todas las edades se encuentren e igualmente tiempos de meditación. En definitiva, una dinámica que permite en poco tiempo generar sentido y experiencia.

Encontramos igualmente el proceso en el proyecto educativo propuesto por Jigme Rimpoché, que puso los marcadores desde la primera mañana:
- Permitir al niño reunir los conocimientos que le dan una visión del mundo.
- Mostrarle como observar su entorno para identificar lo que es inspirante y lo que no lo es, lo que merece la pena vivirse o lo que no.
- Darle las claves para encontrar las causas que generan los efectos y ejemplos observados.
- Y llevarlo a alimentar una conciencia lúcida, una capacidad a percibir progresivamente con precisión qué es lo que le pasa.

Esta aproximación (resumida) basada en el discernimiento y el aprendizaje, dan la libertad y la capacidad a elegir por sí mismo la ética de vida que deseamos poner en obra, a partir de las enseñanzas de Buda.

El proceso se encuentra igualmente en la noción de transmisión, ya que cuando hablamos de educación se trata de esto. La perspectiva dada por Rimpoché es una visión a largo término: se trata de entrenarse a cuidar de nuestros niños, ya que la manera en la que los cuidemos será la manera en la que ellos cuidaran.

La autonomía
El punto de partida se ha dado por una de las metáforas de la que Jigme Rimpoché tiene el secreto: “Para viajar, todo el mundo utiliza y depende del GPS. Incluso si conocemos el camino, lo utilizamos, sin lo cual perdemos confianza. En nuestra vida, dependemos siempre de alguien (filósofos, políticos, publicidad, famosos o gente ordinaria). En sí mismo no es malo, pero nos alejamos de nuestra confianza en nosotros mismos en beneficio de una referencia exterior que vamos a seguir. Estas referencias exteriores transportan nuestro discernimiento y nosotros no podemos hacer nada por nosotros mismos frente a las situaciones”. Se ha dado el tono: la educación es un proceso de autonomía que apuesta por la inteligencia de cada uno.

Cuando al final del intercambio hemos preguntado a Rimpoché cuál era el principio central en la educación, ha respondido: “El punto clave es la de intercambiar y explicar las cosas. Comunicar con los niños y explicar lo que pasa desde que son pequeños. Incluso si nos ponemos nerviosos, volvemos sobre la situación y explicamos por qué se han dicho esas palabras. Esto instala una forma de claridad para todo el mundo. De esta manera el niño entiende por qué se hacen las cosas y esto genera más armonía”. Hay que decir que el tema estaba centrado en la escucha; hemos recibido una definición más extensa: “Conscientes de nuestra condición en el mundo, y fundándonos en referencias precisas, podemos vivir sin perder nuestro discernimiento y nuestra inteligencia”. Una vez establecidos los principios, cada uno ha podido darse cuenta a través de los intercambios y de los talleres, que no se trataba de un proyecto pedagógico sino de una dinámica que enriquece la confianza en uno mismo, el discernimiento y, en última instancia, la mentalidad de apoyo, tanto para los padres como para los niños. El planteamiento parece bastante ambicioso, pero aplicable día a día.

Las generaciones
De 7 a 70 años, las 50 personas presentes eran padres, abuelos, niños, adolescentes y había también educadores y enseñantes. Nuestro deseo era el de permitir que todos a su nivel, profundizaran la reflexión y encontraran los recursos para su día a día. Las intervenciones de Rimpoché reunían a todo el mundo, pero el tiempo de reflexión se hacía por edades: los más pequeños entre juegos e historias, intentaban restituir aquello que habían observado durante la enseñanza. Los adolescentes profundizaban un tema y lo demostraban a través de ejercicios de simulación. Los adultos retomaban las nociones clave para cruzar comprensiones con el fin de captar toda la riqueza. Aun cuando los días comenzaban por una meditación, terminaban con talleres creativos alrededor de un tema de escucha y de comunicación. Por la noche, los adolescentes se encontraban con los animadores para un momento de relax juntos.



Me da la sensación de todos se han ido con los brazos llenos de recursos, ideas, medios, reflexiones y exploraciones a probar. Una cosa es clara: los fórums del Instituto, que no hacen más que comenzar va a continuar, bajo una u otra forma, a explorar situaciones humanas y problemáticas de hoy en día. La experiencia muestra que eso a lo que hemos llamado “una mirada budista sobre la educación” suena como a una mirada humana, inteligente y bondadosa sobre lo que las generaciones viven juntas. En el aire se sentía el universo.


Puntso, responsable del programa de Dhagpo

 

Informaciones útiles

¿Cómo llegar?

Programa  

Verano 2019 (en francés):

 


Visita excepcional de Karmapa
Del viernes 20 al domingo 22 de septiembre de 2019
→ karmapa2019.dhagpo.org/es

Eventos

image image image image image image image image image image image image image
* * * * * * * * * * * * *

Newsletter DKL

Dhagpo Kagyu Ling - Landrevie - 24290 Saint-Léon sur Vézère - tél : 0033 5 53 50 70 75 - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.