17° Gyalwa KarmapaEl budismo es un modo de vida por el cual desarrollamos las calidades de nuestra mente.
Es un modo de vida muy particular, ya que es una manera de alcanzar la felicidad
sin dañar a otros.

17° GYALWA KARMAPA

DHAGPO KAGYU LING
Centro de estudios y de meditación búdicos

► EN [English here >]  ||   [Français ici >]



El Buda Maitreya a la izquierda y Asanga con los  5 tratados de Maitreya, incluído el  Sutra Alankara
© Kagyu Samye Ling Monastery 1979

Cuando se ha preguntado a Khempo Rimpoché sobre si se deberían celebrar los 25 años del curso de verano, la respuesta ha sido inesperada. Fundamentalmente nos ha dicho: “Para realizar una celebración así ¡hay que tener una buena razón! Además, ésta ha de ser compartida entre maestro y estudiantes. Lo que hay que celebrar son los esfuerzos invertidos por cada uno en el estudio de las enseñanzas de Buda. Esto comienza por el interés que damos a estas enseñanzas, la ganas de estudiarlas y de ponerlas en práctica. Considerando los 25 años del curso de verano, podemos decirnos que nadie ha echado a perder su preciosa existencia humana. Mejor aún: como el objetivo de los conocimientos reunidos es la actualización de una sabiduría que está más allá de este mundo, más allá del malentendido y del desconcierto, esto debería de ser una fuente de gran alegría”. Escuchando a Khempo, me digo que podemos activar esta alegría cada vez que alguien estudia o reflexiona sobre las palabras de Buda; estas son todas las semillas de liberación plantadas en el curso del ser y que maduraran en su momento.

Durante los primeros días de curso de verano cuyo tema este año es el despertar, la realización del estado de Buda, Khempo Rimpoché ha resumido el conjunto del camino, dicho de otra manera, las causas del despertar. Como tiene costumbre, ha partido de un texto, esta vez era el Sutra Alankara de Maitreya. Describe todo el camino en cinco etapas y en diez puntos, desde la confusión inicial hasta la plena claridad al final. Un elemento que merece la pena poner en evidencia, ya que se presenta como la base del camino, es el potencial del despertar presente en cada uno. Pero el término potencial, explica Khempo, no debe de entenderse como una semilla que se desarrolla hasta que da su fruto. A lo que llamamos la naturaleza de Buda es el corazón de cada ser, presente de manera natural desde siempre. No es un potencial que desarrollamos con esfuerzos para lograr el estado de Buda. Este estado de Buda está ya presente en nosotros. Es la esencia de corazón de cada ser vivo. El problema son los oscurecimientos que impiden a los seres ser conscientes de la claridad de su mente. El objetivo del camino es el de reconocer y revelar esta presencia natural. Es nuestro punto de partida: todas las cualidades despiertas están ya presentes.

Más exactamente, nuestro punto de partida es el de ser conscientes de esta presencia despierta y de alimentar una aspiración para el camino que te lleva hasta ahí. Es aquí donde comienza la práctica: alimentar el discernimiento por el estudio y la reflexión. El estudio disipa la confusión y la reflexión alimenta las convicciones. Es un proceso: una comprensión toma lugar progresivamente, primero las palabras y luego el sentido, nuestro discernimiento disipa así las dudas interiores. Este discernimiento cada vez más preciso y vasto funda nuestra meditación. Y es la combinación del estudio y de la meditación la que nos da la claridad en la actividad. Es lo que podríamos llamar el trípode de la práctica: el estudio, la meditación y la acción (el entrenamiento a ayudar a los demás), que nos desvelan a nosotros mismos, que revelan nuestras cualidades inherentes.

El Khempo, citando al Buda, nos dice todavía: “No es la naturaleza de Buda la que ha de desarrollarse ya que está completa desde el comienzo, el que debe de ser cultivado es nuestro discernimiento”. No hay que equivocarse, la perseverancia no consiste en forzarse de manera obstinada en el camino o meterse presión. Es un esfuerzo inspirado por la confianza en el Dharma nacido del discernimiento que viene a ser la fuerza que hace progresar en el camino.

Lama Puntso
Responsable del programa de Dhagpo Kagyu Ling

Merienda convivial del curso de verano

Informaciones útiles

¿Cómo llegar?

Programa  

Verano 2019 (en francés):

 


Visita excepcional de Karmapa
Del viernes 20 al domingo 22 de septiembre de 2019
→ karmapa2019.dhagpo.org/es

Eventos

image image image image image image image image image image image image image
* * * * * * * * * * * * *

Newsletter DKL

Dhagpo Kagyu Ling - Landrevie - 24290 Saint-Léon sur Vézère - tél : 0033 5 53 50 70 75 - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.